Romano Hentz SVD

Biografía del P. ROMANO HENTZ SVD

El P. Romano Hentz, nació el 28 de febrero del año 1929, en la localidad de Puerto Rico, Provincia de Misiones. Proveniente de una familia humilde profundamente cristiana y descendientes de alemanes. Sus padres Don José y Doña Matilde educaron a sus 9 hijos en un entorno familiar y cristiano.

En 1941, a los 12 años, ingresó al seminario menor o Jovenado “San José” en Azara, paso previo para la siguiente etapa que era el Colegio San José de Esperanza, -Provincia de Santa Fe- donde estuvo de 1943 a 1946.

El Noviciado lo realizó en Rafael Calzada –Provincia de Buenos Aires– en los años 1947 y 1948. Hizo su primera profesión religiosa de los Votos Temporales, el 1º de marzo de 1949. En Rafael Calzada prosiguió con los estudios de Filosofía hasta finales del año 1952.

El 29 de abril del año 1953, sus formadores lo eligieron entre sus compañeros a él y al P. Juan Markiewicz, para estudiar la teología en San Agustín, en una casa Verbita de Alemania. El 21 de julio del mismo año, subieron al barco para comenzar con esta experiencia, llegando a destino el 12 de agosto. El P. Romano tuvo la facilidad de tener conocimientos del idioma alemán, porque en su entorno familiar ya lo hablaban, pero, a pesar de ello, la adaptación a lo nuevo siempre cuesta.

Culminada la Teología, en el mismo lugar realizó su Profesión Perpetua como religioso de la Congregación del Verbo Divino el 1º de marzo de 1955. Dos años después, llegaba el final de su carrera con la Ordenación Sacerdotal , el 30 de mayo de 1957, junto a sus compañeros el P. Juan Markievicz y el P. José Krajewski.

Así, el P. Romano estuvo 4 largos años estudiando la teología en alemania, una vivencia única que ha marcado sus principios de vida como sacerdote-misionero.

Culminada toda esta comprimida pero intensa experiencia, el primer Destino Misional del P. Romano era volver a la Argentina , más concretamente a la ciudad de Esperanza, Provincia de Santa Fe. El 15 de octubre del año 1957 arribó a Buenos Aires y el 21 de octubre llega a Esperanza con el encargo de trabajar en el colegio San José perteneciente a la Congregación del Verbo Divino. Recordemos, que el P. Romano ya había estado en el seminario de Esperanza por los años 1943 a 1946. Luego de varios años, regresó, pero ya no como un estudiante, sino un sacerdote con muchos ideales misioneros.

El Colegio San José era Seminario y colegio primario al mismo tiempo, ambos con la metodología de internado. La responsabilidad del P. Romano era la de acompañar a los seminaristas del internado. Además, era profesor de Botánica, Zoología, Geografía y Religión.

Luego de tres años en el Colegio San José de Esperanza, en el año 1960 sus superiores lo designaron a la Provincia de Misiones, regresando nuevamente a su tierra natal en 1961 y con la misma tarea que en Esperanza pero ahora en el Colegio Roque González de Posadas.

También en el Roque tuvo que hacerse cargo del internado de jóvenes que venían de distintas partes de la Provincia e inclusive del Paraguay.

Era muy conocido por sus clases de Geografía y religión.

El internado se cerró en el año 1965, porque entre tanto fueron creadas muchas escuelas secundarias en la Provincia. Con esto quedó más lugar en el Colegio, de esta manera, se podía tomar más alumnos. De allí en más, se duplicaron y aún triplicaron las divisiones de los diversos grados y cursos por la disponibilidad de más espacio para expandir la matrícula.

En el año 1968 fue designado Rector en el Colegio de Fátima –Miguel Lanús– hasta el año 1977, pero nunca interrumpió sus clases, seguía siendo profesor en el Roque desde Fátima. Desde allí, el P. Romano no ha recibido otra designación, ha estado siempre trabajando en el Colegio Roque González.

Una de las obras del P. Romano es el Polideportivo, con más de 1.000 metros cuadrados , ocupa un espacio especial en las actividades del colegio. Además de la Educación Física como actividad principal, se desarrollan otros eventos como ser: torneos intercolegiales, olimpíadas, encuentros, exposiciones, talleres, concursos, conferencias, actos religiosos, etc.

El polideportivo fue construido entre los años 1998 y 1999 como una necesidad imperante frente a la demanda de contar con una infraestructura adecuada para realizar las actividades de educación física y deportivas en general. Además, el magnífico patio cubierto de la planta baja, resultado de la misma construcción, fue la solución en los días de lluvia para los recreos, formaciones y actos escolares.

Este sueño se hizo realidad gracias al P. Romano, principal mentor de esta maravillosa obra que perdurará en la historia del colegio.

Así como el Polideportivo del Colegio, la Quinta también es una obra que fue llevada adelante por el P. Romano desde el año 1998.

La Quinta “José Freinademetz”, ubicada a unos 8 Km de Posadas, en las inmediaciones del Colegio de Fátima, es un espacio privilegiado que se pudo recuperar, luego de haber tenido que dejar la anterior -Chacra 176- por el saneamiento costero de la represa Yacyretá. Son innumerables las actividades pastorales y extracurriculares que se realizan en el predio: jornadas de reflexión para alumnos y docentes, retiros espirituales, convivencias, deportes, campamentos, etc. La Quinta cuenta con: playón deportivo, canchas de fútbol y básquet, dos quinchos, sanitarios, un amplio salón de conferencias y un extenso parque que abarca aproximadamente unas 10 hectáreas , con una reserva natural muy apreciable.

Hoy, el P. Romano, ya jubilado, no ejerce la docencia, pero sigue muy de cerca todas las actividades del Roque. Además, como si fueran sus infaltables clases cuando era profesor, todas las tardes se dirige a la Quinta del Colegio donde hace sus trabajos de supervisión y jardinería, por eso la Quinta está siempre tan bonita y agradable para recibir todas las actividades que el Roque allí realiza.

Desde el año 1961 hasta nuestros días, el P. Romano estuvo siempre dispuesto y atento al lado de nuestros niños y jóvenes de Posadas y alrededores. Muchos cohermanos Verbitas han pasado a su lado como compañeros de camino en esta tarea evangelizadora y siempre fue el referente para seguir dando la posta para que otros sigan.

50 años de vida entregada al servicio de la educación cristiana.
50 años de tenacidad y dedicación.
50 años de fidelidad en la tarea evangelizadora.

Por eso, y bien merecido, en el año 2004, el Consejo Superior de Educación Católica, lo distinguió con el premio del “Divino Maestro”.

El 30 de mayo de 2007 cumplió sus 50 años de vida Sacerdotal. Te damos GRACIAS SEÑOR, por estos Cincuenta Años de vida Sacerdotal del P. Romano, por su vida de entrega, servicio y dedicación.

P. Romano, GRACIAS por estar siempre a nuestro lado, en la atención al prójimo, en la formación y orientación de niños y jóvenes de nuestro medio.

Algunos aspectos que se destacan en la labor misionera del P. Romano:

Vida de Oración: es lo que caracteriza al P. Romano, como educador y misionero religioso, ya que siempre dio a la oración un lugar primordial en su vida. Inicia su día desde las primeras horas y lo finaliza con la oración.

Eucaristía diaria: para el cristiano es fundamental alimentarse con el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Es lo que nos enseña el P. Romano ofreciendo la Eucaristía diariamente por las distintas intenciones de la comunidad y de la Congregación.

Fidelidad a los objetivos y perseverancia en su cumplimiento: es uno de los principios que han caracterizado su vida ya sea como profesor, asesor espiritual y administrador del Colegio Roque González. Gracias a ello, muchas personas se acercan a recibir sus consejos y se han podido llevar a cabo tantas obras en nuestro querido instituto.

Creer en la providencia: es otro principio de vida que el P. Romano siempre ha manifestado con mucha serenidad y paciencia. Frente a las adversidades de la vida su frase es “Dios hace todo para el bien de los que Él ama”.

Que el Espíritu de Dios nos fortalezca, para imitar su ejemplo y podamos también nosotros continuar UNIENDO GENERACIONES A LA LUZ DEL EVANGELIO.


Video biográfico