6ª Bicicleteada Solidaria – 2005

Día: 30 de abril 2005

Fomentando la solidaridad

Ya es una tradición y cada año convoca a más familias. Es un día para compartir y dar, porque podemos solidarizarnos con nuestros hermanos, y divertirnos al mismo tiempo.

Es una tarea que nos involucra a todos y es sin duda la más esperada por los alumnos. Todos los sectores están presentes. Los más chicos con sus triciclos y bicicletas con rueditas; los de la EGB 1-2 que son quienes más ansiosos están en la largada; EGB 3 y Polimodal que representan las “semillas del Santo” (2º año) y los “Custodios del San Roque González” (3º año). Es un honor y es esperada la salida con la imagen, que cuidada por nuestros propios hijos, sale de casa (el colegio) para hacer su visita anual a nuestra quinta.

Todos los años la bicicleteada se realiza con un objetivo, en esta oportunidad fueron nuevamente nuestros hermanos del “Hogar de varones Padre Antonio Zepp” de Parada Leis, al que pudimos llegar con ropa, calzados, útiles y alimentos no perecederos que fueron entregados por un grupo de alumnos, para que además de llevar lo recolectado, sientan la alegría de charlar un rato con ellos, mostrarles lo que les llevan y ver otras necesidades. Seguramente las caritas agradecidas quedan grabadas en sus mentes por mucho tiempo.

La Bicicleteada solidaria, tiene el mensaje de LA SOLIDARIDAD, y porque mediante ella, podemos llegar a corazones que nos esperan, ver con nuestros ojos que es posible aportar ése granito de arena que ayuda a una realidad dolorosa y a veces no atendida.

Los comentarios quedan, la mayoría buenos, alegres y gratificantes:

”La verdad que me divierto mucho, no sólo porque mis tres hijos participan, sino que mi esposo Guille nos hace la asistencia técnica, o sea pasamos un lindo día toda la familia unida”. Mercedes Barruffaldi, madre de tres alumnos del Roque.

“Me gusta venir todos los años. Es la mejor obra grande solidaria que se ve en la ciudad, y este año tuve que bicicletear a la par de los míos”. Nancy Centurión, Instituto Gutemberg.

“Me gusta colaborar. Todavía no había participado. Me hablaron mucho y no dejé que pasara este año y nos vinimos con mi hijo Beto de 9 años”. Mónica Zelaya, Escuela Santa Catalina.

“Todos los años participo, no sólo para colaborar, sino porque me encuentro con mis compañeros. Este año es muy importante para mí, porque soy custodio del Santo”. Pablo Martínez

Si tuviéramos que contar las experiencias personales vividas durante ese día serían innumerables. La fuerza y la voluntad que se ponen de manifiesto cuando comienza toda la organización, que permite que cientos de familias del colegio trabajen juntas y unidas en pos de un objetivo: SER SOLIDARIOS. Es realmente maravilloso y sin la ayuda de todos no se podría llevar adelante esta gran obra.

Rogamos a la Virgen María, su eterna protección en este evento, pues nos permite tender una mano amiga al que menos tiene, y compartir un hermoso día, no sólo con familias del colegio, sino también con muchas familias posadeñas.

A TODOS muchísimas gracias por ser parte de esto y que ¡DIOS BENDIGA SUS HOGARES!

Claudio y María Giménez
Comisión de Padres – Familia Verbita

___________________________________________________________


En Posadas la solidaridad viajó en bicicleta hasta Fátima *

Unas 5 mil personas participaron de esta iniciativa del Instituto Roque González, que tiene como objetivo recolectar alimentos no perecederos y ropas para los necesitados.

POSADAS. Alrededor de la 13.30, hora fijada para la partida, la columna de bicicletas comenzó a tomar forma de escuadra sobre la calle La Rioja de Posadas. Dos vehículos iniciaban la caravana, seguido por un camión del Ejército que llevaba los bafles para amplificar el aliento de algunos profesores que se turnaban en una arenga que combinaba música y palabras.

La sexta bicicleteada solidaria, organizada por el Colegio Roque González, convocó a alrededor de 5 mil personas, entre pedaleantes, acompañantes, organizadores y gente que se volcó a donar alimentos y ropas para los más necesitados.

Bicicletas
Detrás del camión militar, una alumna del Polimodal del colegio tiró el carro que transportaba la imagen de San Roque y presidía la caravana que emprendió su marcha alrededor de las 14.

Sobre las calles La Rioja y Colón las bicicletas se aglutinaron. “Ganser” dispuso un móvil y un carrito con aire comprimido para dar el último aire a los ciclistas que con el apretón del pulgar sobre la rueda, calibraban el volumen gaseoso de las cubiertas de sus móviles.

Dentro de la comunidad educativa, lo alumnos del tercer año del Polimodal se distinguían del resto por sus camisetas anaranjadas y conformaban el primer gran grupo de ciclistas.

Bárbara Jiménez esperaba la largada en un costado de la formación. Ella y sus compañeros, la promoción 53 del Roque, comenzaron a despedirse de la secundaria con esta bicicleteada, la última que protagonizaron. “Nosotros somos los ‘custodios’, porque pertenecemos al último año del colegio”, dijeron.

Con los custodios se encontraba cuatro ‘semillas’, alumnos del segunda año del Polimodal a quienes se le instruye para que el año que viene se conviertan en custodios”, explicó la joven, con un dejo de melancolía por su última bicicleteada, la sexta también para ella. “Seguro que desde el micrófono algo van a decir de la promoción 53”, agregó.

Con los custodios se encontraba cuatro ‘semillas’, alumnos del segunda año del Polimodal a quienes se le instruye para que el año que viene se conviertan en custodios”, explicó la joven, con un dejo de melancolía por su última bicicleteada, la sexta también para ella. “Seguro que desde el micrófono algo van a decir de la promoción 53”, agregó.

Recorrido
Desde la calle La Rioja enfiló derecha la caravana hasta Junín. Allí avanzó sobre la avenida Mitre y encaró la Uruguay, en declive seguro hasta la estación de servicios en la esquina de esa avenida y Comandante Espora, la primera parada para tomar un refrigerio, renovar fuerzas y volver a la avenida, llegar a la Rotonda y tomar la Ruta 12 hasta el campus de la Unam, la segunda parada. Dos familias que como muchas se sumaron a la bicicleteada, alquilaron cuatro bicicletas dobles de la Costanera. El padre o la madre adelante, pedaleando ese diseño distinto de bicicleta y transportando en el asiento de atrás a su prole.

Las bicicletas siguieron, desde el campus de Villa Lanús hasta la quinta del Instituto, donde llegaron a las 16.30 y se compartió un picnic familiar, con sorteos y cantina incluida. La organización dispuso de camiones que transportaron las bicicletas nuevamente hasta el Instituto. Para el padre Rajimón, este año la colaboración de las personas y empresas superó a las ediciones anteriores. “Afortunadamente no hubo ningún accidente y fue una verdadera reunión familiar. Como nunca, recaudamos muchísimos alimentos no perecederos y ropa”, dijo el sacerdote, uno de los promotores de esta acción solidaria.

____________________
* Fuente: “El Territorio”, 02/05/2005

– Fotos Bicicleteada Solidaria 2005-


Los custodios de San Roque González


La Rioja


Junín


Avda. Uruguay


Colectora de Ruta 12


¡LLegada!


¡Qué bienvenida!