Agenda Escolar 2019

La Escuela que forma y transforma

Estamos iniciando un nuevo ciclo lectivo, inmersos en situaciones que no son tan fáciles desde lo económico y social. En medio de tantas realidades desafiantes, el año 2019 es una oportunidad más de no perder la confianza y la esperanza en la educación, como clave para la formación y transformación de nuestra sociedad.

No son pocas las veces que solemos escuchar: ¿Será que vale la pena estudiar todavía? No es de sorprender la pregunta, porque representa un cierto desaliento frente a la respuesta que da el sistema educativo a las realidades concretas de la sociedad, sin embargo, como afirmación sostengo que la educación es una herramienta valiosa que permite mejorar la calidad de vida de las personas.

Está claro que hablar de la educación, no se trata solamente de la que se brinda en la escuela, sino que se trata de una función formadora que ejerce toda la sociedad, que también educa y forma a las personas. Más allá del creciente avance tecnológico, la escuela sigue cumpliendo el rol fundamental en la formación y transformación de personas y culturas.

La escuela que forma a los niños y jóvenes en valores, transforma a la sociedad. Nuestras Líneas Educativas nos animan a seguir trabajando en pos de la formación integral de nuestros niños y jóvenes, como dice: “Formar integralmente significa ayudar a los niños y jóvenes a que desarrollen armónicamente todas las capacidades positivas que cada uno de ellos posee como imagen de Dios; desarrollar la capacidad de relacionarse con otras personas; saber recibir aportes y sugerencias de los demás, sentirse solidarios con ellos, dialogar y compartir ideas y experiencias, aunque éstas sean diferentes; interesarse por otras culturas y los acontecimientos a escala mundial; ser tolerantes, compasivos, respetuosos y serviciales… siendo protagonistas de su formación, tanto en los aspectos académicos y disciplinarios, como en lo que a valores, fe, vocación, proyecto de vida se refiere”. (Líneas Educativas de los Misioneros del Verbo Divino en Argentina)

En un mundo burocratizado, con poco margen para la creatividad, tenemos el desafío de despertar los grandes potenciales que tienen nuestros niños y jóvenes, generando espacios de crecimiento e innovación permanente, que permitan el verdadero desarrollo de todas las dimensiones de la persona.

Educar no es sólo transmitir conocimientos a una persona, para que esta adquiera una determinada formación, supone además, adquirir valores, hábitos, destreza y habilidades que nos permitan desarrollarnos como seres humanos. Educar supone formar personas responsables y comprometidas con la sociedad, la economía y el medio ambiente, capaces de dar respuesta a los retos de un mundo globalizado y complejo, en el que es necesario el esfuerzo de todos para evitar caer en los errores del pasado.

La agenda 2019, pretende ser una herramienta que apunta a trabajar organizadamente, dando la posibilidad de planificar todas las actividades de nuestra comunidad educativa, para que, desde la correcta organización, podamos alcanzar el logro de los objetivos de una educación integral y de calidad. La educación transforma vidas. No miremos para otro lado y, en la medida de nuestras posibilidades, ayudemos a esta transformación.

Una verdadera educación humaniza al hombre y lo va transformando en gran persona hacia la plenitud de la vida. Como diría Paulo Freire: “La educación verdadera es praxis, reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo”.

A todos los que serán parte de este ciclo lectivo 2019 les doy la bienvenida para seguir formando a personas y transformando nuestra sociedad.

P. Juan Rajimon svd
Representante Legal