Asumiendo el reto de la virtualidad

Estamos iniciando un segundo semestre de este ciclo 2020, en medio de la pandemia (Covid-19) y el aislamiento social que nos ha sorprendido a todos. La nostalgia acompaña a los docentes y alumnos, por no poder encontrarnos al inicio de esta segunda parte del año escolar. Sin embargo, tenemos tantas experiencias y aprendizajes nuevos, que nos animan a seguir vinculándonos por medio de las redes y plataformas y estar comunicados a pesar de la distancia y las dificultades que nos rodean.

A nuestros alumnos de los 5º años de la Secundaria y los 7º grados de la Primaria, les digo que nos llama la creatividad para resignificar los encuentros de este año, año más que especial, que marca la finalización de una etapa en la vida de cada uno. Este tiempo tan atípico, quedará en la historia de la humanidad y por supuesto, de nuestro colegio. Aún, siendo difícil y adverso, nos enseña a enfrentarlo con fortaleza y con esperanza.

La virtualidad nos ha introducido a nuevas lógicas y nos pone en un escenario distinto. Se volvió tan presente en nuestras vidas cotidianas, que en estos tiempos es pensada casi estrictamente en sentido educativo, lo que supone salir de nuestro lugar de confort para asumirla como verdadero desafío. En este sentido, la tecnología nos está dando un nuevo marco de relaciones y resolución de problemas cotidianos, y el aprender a usar estas herramientas marca una gran diferencia en un futuro.

Para cada uno de nosotros es un tiempo de confiar en el gran potencial que tenemos para seguir aprendiendo y desarrollándonos como personas. Cuando asumimos los desafíos desde una mirada positiva, seguramente seremos capaces de transformarnos como sociedad: los alumnos siendo protagonistas activos de su aprendizaje y los docentes en su rol de ser acompañantes expertos, facilitadores y consejeros, los que guían y orientan tantas experiencias y aprendizajes valiosos.

Las herramientas de los cuadernos y lápices, pizarrones y tizas, están siendo reemplazadas por la computadora y el celular. Esto nos marca una era de relaciones mediadas por la tecnología. El entorno virtual nos prepara para nuevas maneras de vincularnos con el entorno real, expandiendo los conocimientos y resolviendo las situaciones que la vida va generando.

Cada uno de nuestros alumnos es protagonista y verdadero dueño de sus aprendizajes, y se encuentra en un proceso de construcción constante. Este aprendizaje se produce en la medida en que cada uno se involucra con la realidad, se compromete y busca su propio crecimiento.

No podemos olvidar que este también es un tiempo especial para nuestro crecimiento espiritual e interior. Nos ayuda a conocernos y despertar las grandes riquezas que hay en cada uno de nosotros. Que juntos podamos encontrar la melodía interior que nos llene de felicidad, aún en medio de las adversidades, y el inicio del segundo semestre sea una verdadera oportunidad para seguir aprendiendo juntos, fortaleciendo nuestros vínculos y logrando encontrar las respuestas necesarias para la construcción de una mejor sociedad para todos, desde la corresponsabilidad.

Espero que pronto podamos encontrarnos de nuevo en el colegio, para compartir la vida y aprender juntos. Bendiciones y buen inicio de este segundo tiempo escolar para todos.

P. Juan Rajimon svd
Representante Legal