Colegio misionero, corazones misioneros

El mensaje del Papa Francisco de «La misión en el corazón de la fe cristiana» nos invita a «reflexionar de nuevo sobre la misión en el corazón de la fe cristiana». El llamado constante que nos hace el Papa Francisco de salir al encuentro del hermano, como nos invita Jesús desde las palabras del Evangelio “Vaya y anuncien…”.

Respondiendo a las Líneas Educativas de los Misioneros Del Verbo Divino, de ver al COLEGIO COMO LUGAR DE MISIÓN, se realizó el presente proyecto con el objetivo brindar a nuestros niños y jóvenes un espacio de experiencia de encuentro con el hermano. Por tal motivo, nuestros alumnos de todos los niveles, Inicial, Primario y Secundario, desarrollan diferentes proyecciones misioneras solidarias, donde experimentaron la misión en la alegría del compartir con los niños y jóvenes, ancianos, de las diferentes instituciones y Hogares.

En el Hogar de varones “P. Antonio Seep” en Parada Leis; Hogar de niñas “Santa Teresita” en Posadas; Hogar “Papa Francisco”; Hogar de ancianos “Agustín Liarte”; Geriátrico Miguel Lanús; Hospital Maternidad de Neonatología; Hospital de Pediatría; Hogar “Santa Teresita” en Oberá (de hermanos con discapacidades motrices e intelectuales, que por distintas razones fueron abandonados por sus familias); Hogar “Espíritu Santo” también en Oberá (capacidades. intelectuales diferentes). En todos estos lugares nuestros alumnos participaron con alegría, disponibilidad, solidaridad, con apertura a la escucha, integración, en el servicio de compartir que Dios nos ama a todos. Y descubriendo que la todos somos misioneros, que tenemos corazones misioneros. Y que el salir al encuentro del otro, «salir» no sólo implica trasladarse a un espacio geográfico, sino salir de uno mismo, de nuestros egos, de nuestras comodidades, de las durezas del corazón, permitir el encuentro con el «otro», el hermano. SOMOS SEMBRADORES del amor de Dios, de su Reino.

Un año bendecido de experiencias, situaciones donde DIOS SE HACE PRESENTE en el hermano. Un año con muchos motivos para agradecer a Dios.


Algunas experiencias de las visitas

HOGAR PAPA FRANCISCO

Fue una muy linda experiencia, ya que los niños viven tan felices como nosotros. Sin tener todo los que nosotros tenemos, compartimos un desayuno, juegos, charlamos un rato agradable, donde intercambiamos vivencias y en el que vimos que ellos tienen una familia distinta a la nuestra, más grande que la nuestra, pero con el mismo amor. (Vale Mieres y Melinia Luchelli, 7° grado A)

La bienvenida fue muy buena, sentí pena por los niños y niñas porque estaban en el Hogar por motivos judiciales o porque sus familias no pueden estar con ellos. Pero luego comprendí que en aquella casa SON UNA GRAN FAMILIA, diferentes sí, pero iguales a las nuestras, con derechos y deberes, posibilidades y responsabilidades; que los Directivos y las cuidadoras son adultos que les enseñan a ser buenas personas que vayan por un buen camino, que sean educados y sepan comportase. Además, comprendí que estos niños son chicos igual que yo, la única diferencia de tener una gran familia y varias mamás que los aman y educan. Los niños recibieron los regalos. Nos dieron su amor y amistad. (Santiago Lucero, 7° grado)


HOGAR DE ANCIANOS

Me fui feliz y salí más feliz de lo que estaba. Me llamó la atención que una de las abuelas era muda, Mimi era muy tierna y coqueta, pude conversar mucho con ella, me encantó. (Fernanda Molina, 4°B)

Cuando llegué al hogar estaba feliz, y cuando ya habíamos entrado me puse triste porque me recordaba a mi abuela. Pero mi experiencia fue divertida, me hice amiga de una abuela que se llama Amparo, es un amor, y las demás son simpáticas y cariñosas. La pasé genial, gracias por esos hermosos momentos. (Martina Cervantes, 4°B)