Corazón Solidario

Hace ya un tiempo, y con motivo del mundial, una reconocida empresa de la ciudad de posadas lanzó la campaña conocida como: “1 Gol 100 potreros”, oportunidad que aprovechamos para inscribir a una institución muy querida y apadrinada por el colegio: el «Hogar de niños Padre Antonio Sepp” De parada Leis.

Luego de difundirlo por todos los cursos y gracias a los votos de los alumnos (de Nivel Inicial hasta el Secundario), docentes, directivos, padres e integrantes de la comisión del Hogar, logramos ubicarnos en el primer puesto ¡con más de 2.000 votos!

A partir de ese momento, no veíamos la hora de que comenzara el mundial, para que nuestros queridos jugadores hagan ese PRIMER GOL, que nos permitiría acceder a tan merecido premio.

Y llego el día… ese domingo nublado, nos bendijo con un Argentina 2 – Bosnia 1, lo que nos regaló un doble festejo.

Para nuestra sorpresa, casi de manera inmediata, el miércoles 18 de junio, se concretó la entrega del premio.

Una combi repleta de alumnos de 2º y 3º año del colegio, llegó al Hogar aproximadamente a las 10:30 hs. El día se presentaba más bien lluvioso, pero eso no fue impedimento para la adrenalina de los chicos, que nos recibieron con abrazos e invitaciones a jugar con todo lo que les habían entregado.

Algunos integrantes de esta empresa solidaria, intentaban organizarse para tomar algunas fotografías, mientras que el profesor de educación física Silvio Sokol, organizaba los equipos.

Todo el lugar se llenó de gente, fotógrafos, periodistas, directivos de la institución, personal del colegio, colaboradores de la empresa, pero nada iluminó tanto el día como las caritas de los chicos que disfrutaban de sus pelotas de básquet, fútbol, vóley, las redes, los arcos, y tantos otros elementos.

Cerca del mediodía, el partido terminó, digamos… “empatado”, pero lo importante fue la experiencia vivida, todos compartieron de igual manera, aprovechando el día con la sonrisa más pura en el rostro.

Los chicos recordaron una vez más, que con pequeños actos pueden disfrutar de momentos inolvidables, y que el reflejo de una sonrisa no tiene precio.

Agradecemos inmensamente a esta empresa solidaria y a todos los que colaboraron.

Prof. Gabriela Kagerer