Volver a Bicicleteada Solidaria

Hogar de Niños «Antonio Sepp»

El Hogar de Niños «Antonio Sepp» está ubicado en el paraje llamado “Parada Leis” sobre la ruta 105 en dirección a San José, a unos 30 Km. de Posadas.

Fue fundado en el año 1984 por el Sr. Jorge Fedorischak, utilizando las instalaciones de una antigua escuela. El motivo de dicha fundación estaba motivado por su gran preocupación en poder recuperar a los niños de la calle y darles una protección, pero sobre todo, preservar la dignidad humana, recuperando a estos niños para devolverlos a la sociedad con un provenir.

El Hogar de varones «P. Antonio Sepp» de Parada Leis (Garupá-Misiones), funciona bajo el nombre jurídico de CEAT (Consejo de Escuelas Artesanales y Técnicas), como Insititución Privada sin fines de lucro y con Personería Jurídica Nº A 881, fundada el 20 de julio de 1984.

El Hogar alberga a niños (varones) de 7 a 18 años y además de ofrecerles un techo y contención afectiva, se ocupa de su desarrollo educacional a través de escolaridad formal, talleres de oficios, labores en huerta, granja, panadería y actividades recreativas.

Desde el año 1999 el Colegio Roque González viene apadrinando a este Hogar. Primeramente comenzó el grupo juvenil vocacional “Caminos” que se acercaban todos los sábados por las mañanas para enseñarles catequesis seguida de recreación. Esta tarea fue emprendida por el P. Juan Rajimon SVD y el Prof. Oscar Vallejos. A su vez fueron varios los docentes y padres que colaboraron inicialmente, sobre todo para acercar a los alumnos a Parada Leis.

Desde entonces, el Hogar de Niños de Parada Leis forma parte de una actividad muy importante para el colegio, conformando una de las principales actividades solidarias. Sábado a sábado, un grupo de jóvenes acompañados por docentes se acercan al Hogar para compartir con ellos su tiempo, sus soledades, dificultades de su desarrollo y sus alegrías.

Año tras año, el Colegio Roque González organiza la “Bicicleteada Solidaria” un evento multitudinario que convoca no sólo a los alumnos del Roque, sino a muchos otros establecimientos educativos con el fin de recaudar alimentos, vestimentas y útiles para estos niños que necesitan del aporte de la comunidad.


Compartiendo nuestra experiencia
con los chicos de Parada Leis

En el Hogar nos encontramos con chicos de diversas edades y con distintas historias de vida; al principio estábamos con la expectativa de cómo iban a reaccionar ante nosotros, pero todos nuestros temores acabaron al ver su buena predisposición. En definitiva, nuestra relación fue mejorando en cada encuentro, descubrimos en ello chicos que realmente necesitan de mucho afecto y asistencia. Gracias a todo esto tanto ellos como nosotros aprendimos muchas cosas, como valorar todo lo que Dios nos regala día a día, el poder compartir nuestros conocimientos con personas que lo necesitan y una gran lección de vida.

Y todo esto comenzó como iniciativa del colegio, es por eso que desde el fondo de nuestro corazón le decimos: ¡GRACIAS COLEGIO ROQUE GONZÁLEZ por darnos esta oportunidad!» (Silvia Benítez, Rocío Giménez, Romina Nielsen 1º Pol. Cs. Sociales TT; Vanesa Cristaldo, Gabriel Rodríguez, Melanie Villalba, 1º Pol. Cs. Naturales TT – 2003).


¡Cuenten con nosotros!

Nos dirigimos al hogar con el fin de compartir y satisfacer las necesidades de los chicos. Al ver la realidad que atraviesan diariamente nos hizo crecer como personas haciendo que valoremos lo que tenemos y respetar a los demás sin discriminarlos.

Al principio nos costó tanto a nosotros como a ellos entrar en confianza, pero a medida que pasaban las horas nos dimos cuenta que nos querían brindar su amistad y con orgullo nos mostraban sus habilidades. En realidad lo que nosotros buscamos de ellos es una sonrisa en sus rostros con una simple ayuda solidaria y lo conseguimos jugando y enseñándoles lo que día a día aprendemos.

Cada sábado que fuimos notamos que hay chicos a los que les cuesta relacionarse con nosotros y con ellos mismos. También notamos que sufren por no tener padres que les den amor, cariño, protección, una casa y una familia. Nuestro propósito es que ellos puedan contar con nosotros para lo que sea necesario. (Patricia Kosachuk, José Sinise, Rosario Aróstegui, Bruno Tempo, Jorge Quiroz, Ricardo López, Andrea Alvarenga, 1º Pol. Cs. Sociales A, TM; Noelia Cartes, Daiana Cartes, Silvana Nuñes, 1º Pol. Cs. Naturales TM – 2003)

 

ANTONIO SEPP

Sacerdote Jesuita nacido en 1655 (Tirol-Italia). Fue un hombre capaz de concebir un gran ideal a la edad de 19 años y que con todas sus cualidades, se entregó con generosidad a vivirlo. Se sintió profundamente atraído por la gesta misionera que desarrollaron los jesuitas, en ella se enroló y a ella dedicó su vida y en ella murió.

Desde su niñez había sido instruido en la música, y por su preciosa voz había sido escogido para integrar el coro de cantores de la Corte Imperial, en la cual alcanzó celebridad.

Era artista y compositor y sabía tocar varios instrumentos (flauta, corneta, piano, clarín, tromba marina o sacabuche, la viola y la tiorba).

Ingresó en Germania jesuítica, pero pasados algunos años, en 1691, tras manifestar sus deseos de ir a la India, partió para Buenos Aires, llegando el 6 de abril del mismo año. A su llegada dio una audición en el colegio de los jesuitas. El músico quedó particularmente sorprendido al ver que la mayoría de sus instrumentos eran desconocidos para ellos, especialmente la traza, que hizo que al ser tocada no contuvieran más su intriga y fueron a ver que era ese instrumento.

Destinado al recorte de Yapeyú, le cupo la gloria de convertir esta misión en el gran centro musical de fines del siglo XVII y comienzos del XVIII. En las embarcaciones al tocar los instrumentos y ser oídos por los aborígenes, y estos acudían a la rivera para escuchar su música.

Antes de su llegada a Yapeyú los músicos del lugar no conocían la partitura del órgano, del bajo sostenido, del bajo cantado, nada del compás y nada de música a dos, tres o cuatro voces, por lo que se vio obligado a enseñarles.

Antonio Sepp falleció el 13 de enero de 1733, en la Reducción de San José, rodeado de cariño y admiración. Tenía 77 años, 42 de los cuales pasó como misionero entre los guaraníes.

JORGE FEDORISCHAK

Jorge Fedorischak nació en Apóstoles (Misiones), el 21 de febrero de 1908. Fue Intendente de la ciudad de Posadas en 1951. Colaboró con la fundación de la Iglesia Catedral y en el Hogar Santa Teresita. En 1984 fundó el Hogar Escuela de Niños «Padre Antonio Sepp», en Parada Leis.

Incansable luchador por la niñez desamparada y ciudadano ilustre de la ciudad de Posadas. En 1994 escribió el libro “Ellos no tienen la culpa”. En el habló de su satisfacción por haber trabajado incansablemente por los niños marginados, olvidados e indefensos.

Su frase preferida fue: “Los corazones de los niños y adolescentes claman por justicia y amor”; eso dijo y a eso le dedicó su vida. Don Jorge Fedorischak se brindó por más de setenta años a la lucha por recuperar a los niños de la calle, siempre trabajó para mejorar las organizaciones de bien público, para beneficiar a los niños de la indiferencia y del sufrimiento por tantas carencias morales y espirituales.

También decía: “Ellos no son los culpables de padecer esto”, su incansable lucha dejó huellas en la historia de esta ciudad. Un hombre preocupado por sacar de la calle a un montón de niños y darle un techo y, por sobre todo, preservar la dignidad humana, formando y dando una salida laboral a nuestros “gurises” que deambulan por la calle.

Fue distingido por el Honorable Concejo Deliberante como Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Posadas, por la labor de emancipar a los niños necesitados.

Falleció el 16 de junio de 2004, a la edad de 96 años y su solidaridad seguía intacta, fue feliz al poder ver que muchísimos jóvenes recuperados han sido útiles para sí mismos y para la sociedad.

2 comentarios

    • Minuzzo Maria en 16 marzo 2015 a las 7:15 AM
    • Responder

    Quiero felicitarles por el gran trabajo que estan haciendo por los niños, realmente hay muchos niños que necesitan muchas atenciones cono las que ustedes brindan.

    • Yonthan Zaleski en 15 enero 2013 a las 7:44 AM
    • Responder

    Aguante el Hogar de Parada Leis… Un Hogar hermoso y tranquilo, con unas personas espectaculares y amorosas. Los quiero…

Dejar un comentario