¡Gracias Hilda!

Doña HILDA BOGADO fue portera del Roque por muchos años. Y como a todos nos va a tocar algún día, a Hilda le llegó la jubilación.

En la misa del 8 de setiembre se le hizo entrega de una placa recordatoria por su paso entre nosotros.

Como Comunidad Educativa, no nos queda otra cosa que decirle GRACIAS por su entrega generosa en todos estos años a la misión de educar y evangelizar a los niños y jóvenes de nuestro colegio.

Hilda, la vamos a extrañar, pero las puertas del Roque quedarán siempre abiertas a su visita.

____________________________________________________________________

Querida Hilda:

Muchos años hiciste tuyo los espacios de nuestro querido Colegio: la cantina, el jardín, la portería y múltiples funciones que te fueron designadas; las cuales las cumpliste con dedicación y amor.

En el jardín todavía se recuerdan tus meriendas, los mates ricos que nos preparabas y tus sonrisas, ¡qué tiempos aquellos!

Hoy elegiste compartir más momentos con tus seres queridos y simplemente quedan en nuestra memoria hermosos recuerdos de tiempos compartidos.

Para vos Hilda, un especial agradecimiento, por todo el apoyo que nos brindaste durante tantos años de trabajo compartidos, nuestros mejores deseos en esta nueva y hermosa etapa de tu vida. Pedimos a Dios derrame abundantes bendiciones para vos y tu familia.

Te queremos y extrañamos mucho.

Norma Miriam Britez