«Jesús te seguiré»

Jornada de reflexión de los alumnos de 5º Año

María Florencia Cabral, 5º Sociales A

Soy alumna del Instituto Roque González, curso 5º Año en el turno mañana. El día 22 de mayo del presente año, tuve la oportunidad y el placer de participar de un retiro destinado a todos los alumnos de los quintos años del Instituto, en la Quinta del mismo.

Dicha jornada contó con la participación del músico y cantautor de música católica Daniel Poli, quien con su gran carisma y talento logró transmitirnos el amor y dedicación que pone en cada una de sus letras, pero sobre todo, nos demostró la presencia del amor de Dios en su corazón y la forma en la que él apoya y entiende a los jóvenes.

Cada una de sus canciones, guarda detrás de sí, muchos testimonios tan reales y fuertes como los que observamos todos los días en la calle, en nuestro barrio, de noche, en los boliches, etc. Historias que hablan de jóvenes como nosotros, de una adolescente que muere de sobredosis en la camilla de un hospital, de un chico que es un héroe pero nadie lo conoce, porque él brinda su amor a chicos con discapacidades, pero lamentablemente eso no aparece en ningún programa de televisión ni revista. Testimonios de adultos, que demuestran que nunca es tarde para volver a nuestro Padre Dios que siempre nos está esperando con los brazos abiertos, no importa que tan perdidas hayan estado sus ovejas, el Señor, nuestro pastor, siempre nos está esperando.

No sólo nos habló de las historias que se encuentran detrás de sus letras, sino que también nos contó su propio testimonio, el de un joven que por ningún motivo estaba buscando a Dios, pero él lo encontró, y desde ese momento, con su guitarra y su voz, ya no pudo despegarse más de todo aquello que lo hacía sentir tan bien. Supo decirle a Jesús, en oración, que él sí quería ser su amigo y así es como nació su tan conocida canción «Jesús te seguiré», llena de la convicción de un joven listo para seguir en todo momento a su gran amigo.

Por último, nos mencionó su experiencia con el Papa y su sorpresa al ver cómo sus canciones se iban cantando en diversas Iglesias. Así como también nos habló y explicó a cerca de la relación de la Iglesia con nosotros, los jóvenes.

La jornada finalizó con una misa celebrada por los sacerdotes Juan Rajimon y John Britto. Cabe destacar la importante participación de profesores, secretaría pastoral y banda del Roque, que como siempre, con su gran vocación de servicio y empeño, organizan y prestan su ayuda en estas actividades.

En lo personal, realmente disfruté de esta jornada tan enriquecedora. Desde que inicié la Secundaria participé de los retiros espirituales, quizás sea porque es mi último año como alumna del Instituto, pero éste fue, sin duda, el que más me llegó. Fue un verdadero placer escuchar a Daniel Poli, y me quedo con su frase: «Pueden existir cristianos, evangelios, musulmanes, budistas, protestantes, pero el mundo es casa de TODOS y nuestro deber es cuidarlo».