La jubilación, una instancia… Los docentes siguen estando

Nidia Nosiglia de Sholler, «Chichi» para sus compañeras, revive hechos significativos de sus 23 años de docencia en el Instituto. Algunos de ellos muy caros a sus sentimientos, como su casamiento efectuado en la capilla del colegio y celebrado por el Padre Francisco Wessling SVD, con los acordes musicales de Don Félix Ignacio Sisto.

Vuelven a su mente celebraciones religiosas, los almuerzos seguidos de actuaciones folklóricas, bailes, guitarreadas. Evoca la figura de Jorge Kemerer SVD, como la de un eximio docente, la del P. Francisco Wessling. Y anhela que esta gran obra iniciada siga perdurando en el tiempo con el esfuerzo de todos los que hoy están.

«Chiquita» Clara Orihuela de Baena, que se inició como maestra de 1º Grado «B» del turno tarde, por su parte trae a la memoria al P. Juan Markievicz SVD, y recuerda la disposición generosa el P. Ricardo Kudlek SVD.

Remomora la presencia del P. Francisco Wessling con las manos en la solapa del traje (un gesto muy suyo), al P. Juan Markievicz apurado para atender lo que en principio se llamó «Promoción Social Cristiana», actualmente Villa Cabello. Y no deja de notar la seriedad del P. Ricardo Kudlek que despertaba «alegría», por ser el que abonaba los sueldos.

Los pasos por las aulas del colegio, ahora son de sus sobrinos y nietos, ella ya lo hizo suyo.