Los valores que guían nuestros caminar como comunidad

En este caminar como comunidad, queremos guiarnos por los valores que hemos elegido como resultado del proceso de fortalecimiento Institucional, iniciado en el mes de febrero 2022, con la participación de representantes de todos los estamentos de nuestra comunidad. Las incertidumbres que vive la sociedad actual nos llaman a colocar en el centro de nuestra vida comunitaria los valores, los cuales deben guiar todas las decisiones como respuesta a este entorno incierto que compartimos.

Es necesario, que a pesar de tantas incertidumbres que nos rodean, y tantas opiniones que muchas veces crean pseudo-verdades, podamos guiarnos por los valores que nos sostendrán en el tiempo. La escuela es el lugar donde junto a la familia tenemos la privilegiada oportunidad y misión de formar a nuestros niños y jóvenes en valores. Como comunidad educativa hemos elegido cuatro valores rectores para nuestra misión educativa, que a su vez engloban los otros valores que pregonamos.

Respeto: Es el pilar sobre el cual se cimienta la base de nuestra convivencia. Velamos por un clima institucional, donde prime el respeto mutuo, respeto por el lugar que ocupa cada uno y respeto a nuestra misión. Respetar no significa estar de acuerdo en todo y con todos, sino que se trata de aceptar a cada uno con su individualidad y diferencias. Implica tolerancia y empatía frente a la diversidad de ideas, opiniones y maneras de ser.

Responsabilidad: Implica cuidar de sí mismo, de los demás y de la casa común, asumiendo la consecuencia de nuestras acciones, y el compromiso de actuar desde el bien, dando lo mejor de cada uno. Somos todos responsables y actuamos en consecuencia por el bien común. Esta responsabilidad suscita creatividad, potencia recursos y contagia a los demás, educa el habla y los comentarios, encauza las acciones y modela el carácter.

Solidaridad: La solidaridad y el espíritu de servicio implican, ante todo, la mirada de otredad, salir de sí mismo, fijar la atención en las otras personas, abrirse a ellas y preocuparse de todo lo que les concierne y colabora con su desarrollo personal, respetando su modo de ser, pensar y sentir y, sobre todo, su libertad. Sobre esta base sólida, nuestros estudiantes podrán ser partícipes activos en la construcción de un mundo más humano, teniendo en cuenta que este valor conlleva también corresponsabilidad en el cuidado de lo que el otro también hace uso.

Excelencia Académica: El valor de la excelencia nos llama a la mejora continua de nuestro servicio educativo, nuestra convivencia, nuestros proyectos, estructuras y la oferta académica que brida a la comunidad. La excelencia se cultiva a diario. Es el valor que caracteriza a cada integrante de la comunidad, a dar lo mejor en cuanto a calidad intelectual, pero también implica la búsqueda constante del ser buenas personas, con profunda formación en los valores del respeto, responsabilidad, solidaridad, tolerancia y empatía. Personas, iniciadoras de acciones positivas que se conviertan en un verdadero aporte a la sociedad.

P. Juan Rajimon svd
Representante Legal