Mis recuerdos de 7° grado

Anecdotario de los alumnos de 7° Grado

Siempre voy a recordar mi paso por la Primaria

¡Hola! En 5° grado me gané una bici en el sorteo de la Bicicleteada Solidaria, ese fue un día que a mí me gustó mucho, me gustaba sentir el viento en mi cara cuando manejaba la bici, fue mi tercera Bicicleteada. También me acuerdo que fui a la granja en Salita de 5, ese viaje fue uno de los mejores viajes del grado, aprendimos de todo, desde cómo sacarle leche a una vaca a hacer pan, fue simplemente épico.

Otra Anécdota que tengo fue la primera vez que fui a la biblioteca, ahora no me parece tan impresionante, pero en 3° y 4° grado me parecía re copado, porque era ir a la Secundaria, además, me encantaba pasar por los pasillos de la Secundaria, y en ese tiempo era como «sentirse grande» y me impresionaba ver que hay más partes del colegio.

Tengo más anécdotas, pero estas son las que más me acuerdo por ahora, igual me gustó ser parte del grupo «A». Fueron 10 años en el colegio, la pasé muy bien estos últimos años siendo parte del Roque González, pero bueno estoy por dejar de ser un niño para ir a la Secundaria, pero siempre voy a recordar mi paso por la Primaria del colegio Roque González. ¡Gracias!

Tomás Cardozo, 7° A


Viví muchas experiencias que me formaron para ser la persona que soy ahora

En estos años de Primaria en el colegio atesoré infinitas anécdotas que sin duda alguna me hacen recordar muy buenos momentos vividos. Uno de ellos, que siempre voy a recordar, fue cuando estaba en primer grado y los chicos de Salita de 5 fueron a ver cómo trabajábamos, para tener una idea de cómo sería cuando ellos estuvieran en primero.

Yo estaba muy emocionado porque había visitado primer grado cuando estaba en Salita y quería enseñarles a ellos como me habían enseñado a mí. Su entusiasmo y alegría con la experiencia hicieron que al terminar la mañana me fuera súper contento a mi casa.

Otra anécdota feliz que recuerdo fue una de nuestras “Bicicleteadas Solidarias” que siempre me llenaban de alegría, pero la más especial fue la del año pasado, 2019, porque fue la primera vez que me ofrecí para distribuir los alimentos recolectados a cada lugar de destino. Esa sí que fue una experiencia muy especial, ya que al ver lo felices que hacíamos a las personas con ese gesto, me hizo dar cuenta lo feliz que uno puede ser si ayuda a quien lo necesita.

Y así, en estos siete años viví muchas experiencias que me formaron para ser la persona que soy ahora, por eso les digo ¡GRACIAS A TODOS! Y si me preguntan si fueron los mejores años que viví en mi querido ROQUE, yo les digo que Sí

Thiago Valentino Báez Menéndez, 7° A


Estos 7 años fueron impresionantes y sorprendentes

Todo comenzó cuando pasamos a primer grado, con lo cual empezó una nueva etapa en nuestras vidas. Cuando uno empieza a pensar durante estos siete años, en realidad este año cumpliríamos 7; este año no estuvimos juntos compartiendo historias, porque siempre en los 6 años anteriores, siempre estábamos juntos e íbamos a las Bicicleteadas Solidarias, a la quinta, a viajes, a misas, actos y compartíamos las clases. Estábamos todos juntos en los recreos. Todo el tiempo estábamos juntos, no había separación y nos veíamos todos los días con todos, obviamente siempre hubo peleas y desacuerdos con otros compañeros por razones de diferencia de pensamientos, pero siempre nos arreglábamos.

No quiero alargar esto, sólo quiero decir que estos años fueron los mejores. Espero que la Secundaria sea lo mismo, que hagamos más amigos, que estemos más unidos y formemos amistades. Algunos se van a ir a otros colegios, como el Liceo o al Janssen, algunos nos quedaremos en el Roque y espero que el año que viene estemos juntos, por lo menos los que nos quedamos. Sinceramente estos 7 años, fueron impresionantes y sorprendentes.

Antonella Denojean, 7° A


Primer día de clases de Séptimo Grado

Lunes 9 de marzo de 2020. Preparé la mochila, estrené uniforme, y fui feliz al encuentro con mis compañeros como cada inicio de clases. Fue un día inolvidable, con mis amigos nos contamos todo lo que hicimos durante las vacaciones.

Este año fueron pocos los momentos compartidos, pero momentos que guardaré en mi memoria y atesoraré en mi corazón, como esos viernes en los recreos en los que nos organizábamos para llevar algo para compartir y despedir la semana a pura risas y alegría. Y es así como te recordaré 7° “A” del Roque González. Soy alumno del colegio desde año 2011, cuando inicié en Salita de 3 años.

Mateo Babiak, 7° A


Mi fiel chupete

Soy Pablo Luciano, me dicen “Luli”. Entré a la Salita de 3 con 2 años y 9 meses. Me esperaba la mae Daniela. Poco me gustaba quedarme solo, pero tenía un gran compañero, aparte de todos los niños: mi fiel chupete. Mi hermano, Rodrigo, estaba en séptimo grado cuando yo estaba en Sala de tres y le preguntaba a mamá, por qué yo, hasta al recreo, llevaba la bolsita azul… Mamá me preguntó y le dije en secreto: ahí está mi pepe. Mi rico chupete. El profe de música, Diego, me encontró años más tarde y su pregunta fue: Luli, ¿dejaste el chupete?

Pablo Luciano Castro Brousse, 7° A


Compartir es lo más lindo que me llevo

Hola, soy Delfina, me dicen “Delfi”, ya mi cartelito con el nombre en Salita de 3 me bautizó así. Comencé en el Colegio desde mis 3 añitos, mucho no recuerdo de aquel día, pero si tenía muchas ganas y ansiedad, tanto que la adaptación a la Salita fue muy rápida. Mi primer mae se llamó Daniela, “la dulce mae Dani”. Dani nos acompañó también en Salita de 5, y me sentí muy feliz cuando fue ella quién me entregó el diploma de “egresada del Jardincito”.

En Salita de 3 conocí a una de mis mejores amigas, Eliane, “Eli”, con quién contamos cuántos años hace que somos amigas y recordamos que en Salita de 3 comenzamos darle sentido a la amistad. En Salita de 4 mi mae fue Rosy, a quien cada vez que encontraba la saludaba con un abrazo.

Las anécdotas que recuerdo por mi paso en el Jardincito, son: mi juego favorito era la calesita, y la casita, que jugábamos con Eli, con quién un día quedamos encerradas…; las hamacas, que todas las niñas queríamos hamacarnos en la de color rosa y discutíamos quien subía primero. También recuerdo los juegos en los toboganes, en el que jugábamos todos juntos. De los trabajitos en las Salitas, recuerdo el pintar con “el fideo”, las plastilinas, los trabajitos con espuma de afeitar que jugábamos y hacíamos caritas.

De los actos escolares, recuerdo cuando bailaron las mamás, acompañaba a todos los ensayos a mi mamá, al final de todo, los bailes salieron parejos y nuestras mamás se lucieron. Recuerdo también, verla varias veces hacer trajes para mis actos: de nubecita, con las cintas, de bailarina, el bordado de las alpargatas… siempre actuaba, así que había muchos trajes para hacer.

Luego comenzó la Primaria, llegó ese primer grado tan ansiado, porque quería aprender muchas cosas. Fue muy lindo comenzar a leer, el cuaderno de tareas, volver a casa después del cole y hacer las tareas, que a medida que pasaban los meses se hacían más complicadas, llegando a fin de año con los cuadernos “gordos” de tanto escrito, aprendido y de tareas realizadas.

Durante los primeros años fuimos conociendo más amigas, Luana, Mili, con quienes nos hicimos inseparables hasta el día de hoy, disfrutando de los recreos, las aulas, los trabajos en grupo, además de las tantas salidas de amigas. Seguiremos juntas en la Secundaria y eso me da felicidad. También se sumaron Alejo, Luli, y Martu, que se fue hace ya un año y a quien extrañamos mucho. Con el tiempo y a medida que fuimos creciendo, el grupo se hacía más grande, tuvimos un lindo grupo toda la Primaria.

Los recreos siempre fueron divertidos, mis rodillas cuentan más de una caída, luego, cambiamos los juegos por las charlas. Recuerdo los viajes a la quinta, los cantos a la ida, y el cansancio de las vueltas, volvía disfónica de tanto cantar y hablar y divertirme, muy cansada. El último retiro fue en 6° grado, fue un retiro de mucho calor, pero se disfrutó mucho, sin saber que sería el último de la Primaria.

Recuerdo el día que prometimos a la Bandera… ¡Qué frío hizo ese día! ¡Cómo quería mi campera! Nos llevamos un hermoso recuerdo. Entre los recuerdos de la Primaria estuvieron las misas, en las que participábamos o teníamos que cantar, la misa de la bendición de ramos en 4° grado. Habíamos ensayado mucho y el día de la misa se escuchó re lindo, estaba muy contenta. Después de mi Primera Comunión, en cada misa comulgaba y me hacía muy feliz hacerlo en la capilla de mi colegio, junto a mis compañeros.

Y si de recuerdo hablamos, “la Bicicleteada Solidaria del Roque” en la que participo desde la panza de mi mamá, porque al tener una hermana mayor, acompañé desde siempre, hasta que comenzaron mis Bicicleteadas, con mis amigas/os, primero desde la última posta con las Salitas y el año pasado en 6° grado, ya desde el comienzo. Recuerdo los juegos de la quinta durante la jornada de la Bicicleteada, los peloteros, los juegos, andar en bici todos juntos en el playón, los dulces que pasaban y vendían, los sorteos.

Sólo tengo lindos recuerdos de la Primaria, los más lindos son con las amigas y amigos, lo aprendido, hasta las Estudiantinas vividas acompañando a mi hermana junto a mis amigas. Compartir es lo más lindo que me llevo, primero en la Salita, ahora la Primaria, ya egresados… en un año que esperábamos muy distinto, pero sin embargo, logramos hacerlo juntos, pudimos acceder a las tareas, de la mano de las maes, y terminamos en medio de toda una locura, una pandemia (Covid-19) que sólo leíamos en la historia, que ahora forma parte de nuestra historia.

Cuando tenga que recordar mi paso por 7° diré: “egresé en medio de una pandemia”, un obstáculo más superado. Y en este anecdotario, quiero agradecer a todos los que forman el colegio (a quien quiero tanto), a las maes, Dani, Rosy, Patricia, Claudia, Yamila, Ana, Diana, Mariana, Verónica, Valeria, Teacher Mariela, Gabriela, de tecnología: Norma, Lizy, la directora Cristina (de quién recuerdo el acto de su despedida, quien también fue muy querida, ¡se sabía el nombre de todos los alumnos!), la directora Lorena, la vice directora Liliana y los Padres Juan y John. A todos quiero darles las gracias por formar parte de mis recuerdos, seguiré formando parte de la “familia del Roque” durante la secundaria, pero de esta etapa que estoy terminando me llevo muchos recuerdos y le agradezco a Dios por tan lindo colegio y sumar amigos. Gracias a Dios por tanto y al cole por ser parte de mi vida.

Delfina Rojas Devoto, 7° A – Egresada 2020