¡Qué experiencia increíble! Papis, no dejen de disfrutarla

Queridos papis, les queremos contar que, en este colegio que ustedes eligieron para sus hijos, se festeja todos los años el Día del Maestro, de una manera muy particular. Esta iniciativa nace de los Directivos y Maestros de esta prestigiosa institución, fueron ellos los que quisieron ser agasajados por los papis del nivel inicial. ¿Cómo? Bueno, les vamos a contar. Tuvieron que organizar una obra de teatro, un sketch con música, un video, un baile, etc., eso dependía de lo que quisieran hacer y regalar a estas personas tan especiales para sus hijos, que son sus maestras/os.

Fue de todo corazón, realmente espectacular. Todos unidos con la misma ilusión, disfrutando de momentos mágicos, porque los que ya pasamos por esta experiencia sentimos momentos increíbles, lleno de emoción, alegría y plenitud, nos dejamos llevar jugando a ser niños de nuevo. Fue importante que todos pusimos un granito de arena, para que ningún papá o mamá quedara afuera, pues ello es extraordinario, ¡se los podemos asegurar!

La experiencia fue fantástica, durante los ensayos nos conocimos un poquito más y nos unimos como grupo de padres, esto es súper significativo y en algunos casos, como el nuestro, descubrimos que hay personas con las que pudimos formar una linda amistad.

Se vivieron momentos de mucha alegría, porque nos reíamos de nosotros mismos, dejamos los prejuicios de adultos por un momento y nos distendimos por un rato. Los ensayos eran muy lindos, conociéndonos unos con otros y notamos que todos somos personas diferentes.

Descubrimos que somos un grupo con un único y hermoso fin, regalarles a estas personas especiales, que son formadores llenos de paciencia, de amor, pasión, templanza y muchos dones más, un pequeño agradecimiento por todo lo que ellos hacen DÍA a DÍA por nuestros hijos.

Queridos papis, aprovechen la niñez de sus hijos, disfruten con ellos, diviértanse, emociónense, no dejen para después los momentos que puedan regalarle a ellos y este es uno de ellos. Si vieran sus caritas de amor viéndonos actuar, sentados junto a su maestra, esa otra madre que orienta con sus consejos, que es experta sembradora de nobles conocimientos, la que tiene manos suaves y que los cuida con amor, que los abraza, que los besa y que los calma en los momentos que no estamos con ellos; aplaudiéndonos y viéndonos desde abajo del escenario como su mejor súper héroe y su más linda muñeca. Y si tienen que derramar una lágrima, queridos papis, ¡háganlo! ¡no se repriman! Nosotros ya lo hicimos.

Con mucho cariño, las mamis de:

María Guillermina Roko, Delfina Sauer (Sala 5 A )
Juan José Oudín, Franco Arzamendia Pawluzek (Sala 5 C)