Querida Pelusa, hoy te queremos decir…

Ha llegado el momento… despedir a Gloria «Pelusa» Mauri… pero lo haremos con una sonrisa, porque te acoges a los beneficios de la jubilación, una etapa de descanso, de recoger los frutos que sembraste.

Porque supiste ser modelo de compromiso, colaboración y respeto con tus colegas y alumnos. Constantemente te ocupaste de destacar la importancia de una vida colmada de valores y buenos hábitos.

Hoy, querida Pelusa, vemos cómo tus enseñanzas quedaron profundamente grabadas en tus alumnos, sus familias y maestras que tuvimos la suerte de compartir con vos, esta hermosa tarea docente y sobre todo en nuestra institución, que te recuerda en cada pasillo, cada recreo, en cada tiza y pizarrón.

Nos llena de orgullo haber compartido tantos años de trabajo aprendiendo de tus enseñanzas.

En este momento, con una mezcla de sentimientos que se confunden entre alegría y tristeza, te despedimos deseando que disfrutes cada uno de los días que vendrán, resultado de una vida de esfuerzo y compromiso dedicados a la docencia.

¡Gracias y hasta siempre!

Tus colegas Sonia Garro y Pamela Ortellado

Dejar un comentario