¡Sí, prometo!

Nuestros hijos prometieron el pasado 18 de junio, Lealtad a la Bandera, a Su Bandera, y en ella lealtad a la Patria.

Lo hicieron con tanta seriedad y emoción, que todavía me parece escuchar el «SÍ, PROMETO» resonar firme y solemne en todo el patio del Colegio, ante el silencioso respeto y emoción de todos los que estuvimos allí. El aire se llenó de sentido patriótico y de argentinidad.

Sin duda, son los frutos del trabajo silencioso y diario de sus maestros, que les enseñan con amor y con el ejemplo la importancia de ser leal a la Patria, a la tierra en que nacemos, y sobre todo que la Patria y la Bandera se defiende día a día, con actitudes y valores que ellos, nuestros niños, van aprendiendo de nosotros, sus mayores (maestros, padres, familia) y que luego, los guiarán y regirán sus actos a lo largo de toda la vida.

Fue muy lindo ver el Colegio vestido de fiesta, engalanado de los colores patrios, y además, este año se sumó la emoción de celebrar también el Bicentenario de la Patria, de conmemorar los 200 años de lucha que venimos librando todos los días los argentinos; lucha por ser un PAIS, con mayúsculas, lucha por ser el país que soñamos para nuestros hijos y nietos, el país que seguramente soñó Belgrano cuando un día decidió crear la Bandera y la hizo flamear y jurar a sus soldados, y defenderla con la propia vida.

La verdad, me lleno de emoción al recordar ese momento inolvidable. Momento que será guardado en el corazón y en la memoria, seguramente por mucho tiempo, pues son esos momentos que uno no olvida, aunque pase el tiempo, y en los que revivimos la propia emoción que sentimos hace ya algunos años, cuando como ellos, nosotros hicimos esa misma promesa, llenos de sueños y proyectos y sentimos también como ellos, quizás por primera vez, que el corazón late más fuerte cuando nos nombran a la Patria, cuando escuchamos el Himno, o vemos flamear nuestra querida Bandera y sabemos que somos parte de esta tierra bendita, la ARGENTINA.

Flasminia Pilar Atencio de D`amato
Mamá de Rocío D`amato, 4º “A”