Un día en la granja

Sabemos que no hay nada más apasionante que una aventura al aire libre, y sí, nuestros pequeñitos del Nivel Inicial lo han vivido.

Después de un lindo viaje, donde habíamos dejado a nuestras mamás con enormes sonrisas y algunas lagrimitas de emoción, llegamos a la granja, ese mundo mágico y lleno de sorpresas, que era todo para nosotros. Las caritas llenas de ansiedad, asombro, las ganas de correr, gritar, jugar y sobre todo descubrir ese mundo diferente: el contacto directo con la naturaleza y sus animalitos, poder acariciar a cada uno de ellos, darles de comer, andar a caballo, pasear en tren por el campo, plantar en la huerta, amasar y regalarle a mamá el pancito hecho por mis propias manos.

Gracias Diosito por regalarme ese hermoso día, donde aprendí a cuidar y valorar la naturaleza en compañía de mis amiguitos. Y también gracias al colegio por permitirme vivir esa experiencia inolvidable que quedará guardada en mi corazón.

Patricia Gallardo
Docente del Nivel Inicial